Historia

Un recinto multiusos

Por iniciativa municipal se construyó en 1.966 con objeto de alojar en él la Feria del Ganado. En 1.977 el edificio fue vendido a la Diputación Foral de Alava y en  1.987 se lleva a cabo la pavimentación del solado interior. A partir de ese momento el edificio pasa a llamarse Recinto Ferial de Betoño.

En mayo de 1.990 las Juntas Generales toman el acuerdo de acometer las reformas necesarias para habilitar el Recinto Ferial de Betoño como pabellón provisional con una capacidad de 5.000 espectadores. En un plazo de 4 meses se realiza el proyecto, se adjudican las obras y se terminar las obras.

Un gran paso en la evolución de Baskonia fue el cambio de escenario de los partidos. El entrañable pabellón de Mendizorroza comenzaba a quedarse pequeño ante la afluencia de espectadores, y la propia Liga ACB, obligaba a disponer de uno con una capacidad de 5.000 espectadores como mínimo. Por ello se decide construir otro recinto y tras negociar con las distintas instituciones alavesas se enfila la reforma de la plaza de ganado de Vitoria-Gasteiz para convertirlo en cancha de baloncesto. El Pabellón Araba, luego Buesa Arena, será el escenario de las mejores temporadas en la historia del Club, que a partir de entonces empieza a codearse con los mejores equipos de Europa.

Por acuerdo del Consejo de Diputados del 11 de septiembre de 1.990  el edificio pasa a denominarse Pabellón Araba – Araba Pabilioi. El Pabellón Araba se inaugura el 15 de septiembre de 1.990 con el partido Taugres-Atlético de Madrid Villalba.

La temporada 1998-99 también estuvo marcada por la necesaria ampliación del Buesa Arena a 9.500 personas y el debut en la máxima competición continental, la Euroleague, un paso más en la carrera del Club por engalanar su historia. La ampliación se consigue elevando la cúpula, con un peso cercano a las 360 toneladas, 11,35 m. sobre los 7,63 m. a los que se encontraba desde la inauguración, y ampliando de 76 a 96 m. el diámetro de la cúpula. En 1.998 se procede a la ampliación del Pabellón Araba de 5.012 a 9.018 espectadores. La obra definitiva se inaugura el 22 de diciembre con el partido TAU Cerámica – FC Barcelona.

En febrero de 2.000 el recinto pasa a denominarse Fernando Buesa Arena como homenaje al político socialista impulsor del proyecto, recientemente asesinado.

En el verano de 2.007 se acometen nuevas obras en el graderío para poder alcanzar un aforo de 9.700 espectadores.

El 28 de octubre de 2.010 se firma el protocolo para una reforma completa del Buesa Arena hasta los 15.504 espectadores. El protocolo lo firman Xabier Agirre, Diputado General de Alava, Blanca Urgell, Consejera de Cultura del Gobierno Vasco, y Patxi Lazcoz, Alcalde de Virtoria-Gasteiz. Las obras la pagarán al 50% la Diputación y el Gobierno Vasco, mientras que el Ayuntamiento se encargará de los accesos y el parking.

El 9 de abril, lunes de pascua, se estrena el aforo total del Buesa Arena con un aforo agotado diez días ante del partido de 15.504 espectadores, récord de asistencia en un partido en España. La cita histórica tuvo un final feliz con la victoria del Caja Laboral sobre el Real Madrid por 67-66. El encuentro supuso también el primer partido del Chapu Nocioni en el Buesa Arena tras su larga estancia en la NBA. Una semana antes había jugado en Murcia.

El 3 de enero de 2016 se batió el récord histórico de asistencia a un pabellón ACB con la presencia de 15.544 espectadores en la victoria de Laboral Kutxa frente al Real Madrid, algo nunca visto antes en los 30 años de competición. Dos años después, en diciembre de 2018, el Buesa Arena lograba igualar ese récord histórico frente al Real Madrid en el último partido del año.

Share:
Buesa Arena 2019 ©